Nº 36, vol. 1 - Septiembre 2017

Riesgo dependiente de la edad, severidad, curso y resultados de sangrado en pacientes tomadores crónicos de tratamiento antiplaquetario tras eventos vasculares: estudio de cohortes.

octubre de 2017

Raquel Rodríguez Rodríguez

Gastroenterología y Hepatología

Hospital Infanta Elena Valdemoro, Madrid

The Lancet
Ver fuente

RESUMEN:

Aproximadamente entre 40-66% de los pacientes mayores de 75 años en EEUU y Europa toman de forma crónica fármacos antiagregantes plaquetarios por eventos cardiovasculares.

Estos fármacos tienen riesgo de ocasionar hemorragia, sobre todo, hemorragia digestiva alta, riesgo que disminuye hasta el 70-90% con el uso de inhibidores de la bomba de protones (IBP).

Sin embargo, muchas veces  no se usan IBP, probablemente por la infraestimación e infravaloración del riesgo de sangrado digestivo. Además, pequeños estudios,  poco relevantes, asociaban el uso crónico de IBP con patología neurológica degenerativa tipo demencia. Por otro lado, las  guías no hacen una recomendación clara en este ámbito.

Este  estudio prospectivo vloró el impacto de episodios de hemorragia y  la toma crónica de antiagregantes plaquetarios como prevención secundaria, en un período de observación de 10 años, en pacientes añosos, sin tratamiento concomitante con IBP.

Se incluyeron,  3166 pacientes que habían tenido un evento cardiovascular,  la mitad mayores de 75 años.

405 tuvieron un episodio de sangrado, fundamentalmente gastrointestinal alto; seguidos de la hemorragia  intracraneal, y otras como digestivo bajo, epistaxis o genitourinario.

Encontraron que  las hemorragias, sobre todo la  digestiva alta fueron  más importantes y graves en mayores de 75 años, en comparación con otras localizaciones y que este riesgo aumenta a los 10 años de toma de antiagregantes.

Con estos resultados se calculó el número de pacientes a tratar con IBP para evitar un evento de hemorragia digestiva alta en pacientes menores de 65 años siendo de 338 y pasando a ser de 25 para pacientes mayores de 75 años.

 

CONCLUSIONES:

Es necesario y eficaz el uso de IBP fundamentalmente en pacientes mayores de 75 años que precisen de tratamiento antiagregante de forma crónica como prevención secundaria ya que reduce el riesgo de padecer hemorragia digestiva alta que puede ocasionar eventos graves y fatales. 

Especialidades del artículo

Subscríbase a Journal MPG