Nº 34, vol. 1 - Mayo 2017

Manejo mínimamente invasivo de perforación de colon secundaria a cuerpo extraño

junio de 2017

Gamo, C; Sanz, P; Andonaegui, A; Cendrero, M; Casalduero, L; Sobrino, A; León, R; Delgado MA.

Servicio de cirugía general Hospital de Getafe, Madrid (Dr. Jover)

 


INTRODUCCIÓN:

Las complicaciones digestivas por ingesta de cuerpo extraño ocurren con mayor frecuencia en el esófago. El 80-90% de los CE que llegan al estómago podrán ser eliminados sin complicaciones. Las potenciales complicaciones son obstrucción, perforación y erosión de mucosa u órganos adyacentes.

Las zonas de más riesgo de complicación son el píloro y duodeno, válvula ileocecal y más raramente unión rectosigmoidea.

En torno al 10% de los pacientes con cuerpo extraño enclavado en tracto digestivo superior requerirán extracción endoscópica y menos del 1% requerirán cirugía, mientras que en la región rectosigmoidea la experiencia es menor en el manejo endoscópico, siendo más frecuente la necesidad de abordaje quirúrgico.

CASO:

Se presenta el caso de un varón de 67 años, que acude a urgencias por dolor abdominal y ausencia de deposición de 3 días de evolución. Refiere ingesta de conejo 24 horas antes de inicio de cuadro doloroso

A la exploración presenta dolor en fosa iliaca izquierda con signos de irritación peritoneal focalizados.

En la analítica se objetiva leucocitosis con neutrofilia y elevación de PCR.

Se realiza CT abdominal donde se evidencia engrosamiento de colon sigmoideo, con cambios inflamatorios en la grasa adyacente y escasa cantidad de líquido adyacente y presencia de cuerpo extraño con trayecto intra y extraluminal y discreto neumoperitoneo local adyacente.

 /

/

 

Ante los hallazgos clínico-radiológicos y el buen estado del paciente se decide manejo mínimamente invasivo, realizándose extracción de cuerpo extraño por vía endoscópica.

 /

 

En el mismo acto quirúrgico se realiza revisión por vía laparoscópica, evidenciando escasa cantidad de líquido purulento en pelvis y se realiza lavado de cavidad abdominal y colocación de drenaje.

Tras la cirugía el paciente evoluciona favorablemente manteniendo tratamiento antibiótico hasta el alta al quinto día postoperatorio, con buena tolerancia oral, tránsito intestinal y normalización de parámetros analíticos.

 

CONCLUSIÓN:

La perforación digestiva en tracto digestivo inferior por cuerpo extraño puede ser candidata, en pacientes seleccionados, a tratamiento mínimamente invasivo junto con seguimiento clínico estrecho, permitiendo evitar resección intestinal de inicio.

La extracción endoscópica conlleva el riesgo de agravar la perforación, por lo que ante la presencia de líquido libre o neumoperitoneo puede ser aconsejable la exploración laparoscópica para determinar la extensión de la infección intraabdominal.

 

BIBLIOGRAFÍA:

1. Martin A, Rodriguez- Hermosa JI, Sirvent JM, Girones J and Garsot E. Surgically treated perforation of the gastrointestinal tract due ingested foreign bodies. Colorectal disease 10 (7):701-707

2. Piñero A, Fernández JA, Carrasco M, Riquelme J, Parrilla P. Intestinal perforation by foreign bodies. Eur J Surg 2000; 166: 307–9.

3. Paixao TS, Leao RV, de Souza Macil Rocha Horvat N. Abdominal manifestations of fishbone perforation: a pictorial essay.

Abdom Radiol (NY). 2017 Apr;42(4):1087-1095

4. Velitchkov NG, Grigorov GI, Losanoff JE, Kjossev KT. Ingested foreign bodies of the gastrointestinal tract: retrospective analysis of 542 cases. World J Surg 1996; 20: 1001–5.

5. Sarici IS, Topuz O, Sevim Y, Sarigoz T. Endoscopic management of colonic perforation due to ingestion of a wooden toothpick. Am J Case Rep. 2017 Jan 20;18: 72-75.

6. Goh BK, Chow PK, Quah HM, Ong HS, Eu KW, Ooii LL, Wong WK. Perforation of the gastrointestinal tract secondary to ingestion of foreign bodies. World J Surg 2006; 30: 372–7.

7. Rodríguez-Hermosa JI, Codina-Cazador A, Ruiz B, Sirvent JM, Roig J, Farrés R. Management of foreign bodies in the rectum. Colorectal Dis 2007; 9: 543–8.

8. American Society for Gastrointestinal Endoscopy. Guideline for the management of ingested foreign bodies. Gastrointest Endosc 1995; 42: 622–5.

9. Martínez A, González P, Segura JM, Conde P, Oliveira A, Álvarez JR, Larrauri J. Intestinal perforation by foreign body. Rev Esp Enferm Dig 1998; 90: 731–2. 

Especialidades del artículo

Subscríbase a Journal MPG